Defunciones - Campillo de Dueñas

Campillanos.com
Title
Vaya al Contenido

Campillanos.com
25 de junio del 2022

Hoy ha fallecido Beatriz Martínez Martínez, D.E.P.
Era la menor de siete hermanos y en un mes hubiera cumplido 100 años. Nació un 28 de julio de 1922.
Sus padres eran Ruperto Martínez e Irene Martínez.
Se casó con Vicente López López y no tuvieron hijos, pero sí muchos sobrinos, una de las más cercanas es su sobrina Beatriz que vive muy cerquita de su casa.
En los últimos años, Beatriz había perdido mucha movilidad y se valía de unas muletas para andar, pero nunca faltaba a la misa dominical, a la Novena o a la despedida de la Virgen de la Antigua después de las fiestas. En la ermita le cantaba el "adiós María, adiós, adiós" y hoy la Virgen ha salido a su encuentro para acogerla en su casa donde podrá disfrutar de las alegrías de la vida eterna.
04 de abril del 2022

Hoy ha fallecido Jesús Martínez López. D.E.P.
Hijo de David Martínez Moreno y Francisca López Tercero, nació en Campillo de Dueñas el 13 de junio de 1948 contaba 73 años.
Desde esta página acompañamos en el sentimiento a su esposa e hijas, a sus hermanos Juan Pedro e Isaac y a toda la familia.
Rezamos una oración a la Virgen de la Antigua para que lo acoja en su seno y le permita gozar de la vida eterna junto a su hermano Marianito y todos sus seres queridos.
Descanse en paz y brille para él la luz eterna.
11 de enero del 2022

Hoy ha fallecido Elías Sanz García. D.E.P.
Nació el 8 de agosto de 1926 contaba 95 años.
Su padre, José María Sanz, se estableció en Campillo como herrero y se casó con Balbina García en 1916.
La fragua estaba situada cerca del alambique y de la nevera, junto al camino que lleva a la Virgen del Pilar. Era un lugar muy transitado en aquellos años y punto de reunión de agricultores y ganaderos ya que aunque no tuviesen caballerías para herrar, siempre había buen ambiente para echar unas risas mientras se fumaban un cigarrillo.
Desde muy pequeño danzaba por la fragua entre hierros y carbones, ayudaba a su padre en lo que podía y hacía los recados que le mandaban.
Con el transcurso del tiempo, aprendió el oficio y se hizo un mozo flamenco. Era templao como el acero...
Le gustaba salir de caza, jugar a la pelota, tirar a la barra o al tanguillo y ver que mozo levantaba más veces el yunque de la fragua. Eran buenos tiempos, el pueblo estaba lleno de gente joven y vigorosa, había mucho trabajo, poco dinero y mucha ilusión.

En 1964 se casó con Natividad Moreno, una jovencita tres años menor que él, pero con un par de "campanillas", tuvieron tres hijas: Pilar, Rosario y Balbi a las que desde esta página damos nuestro más sentido pesar.
Las caballerías fueron desapareciendo con la incorporación de los tractores. Hacer herraduras pasó a la historia, los remaches de hierro fueron sustituidos por los puntos de una soldadura de arco y el soplete de acetileno cortaba el hierro con un bufido de chispas impresionante.
Los tractores y sus aperos, desarrollaban mucho trabajo, pero también rompían mucho hierro, así que se convirtieron en el principal trabajo de la herrería, pero a Elías le gustaba su oficio "la forja" fue maestro de este oficio en Molina de Aragón donde impartía sus conocimientos a los alumnos que lo querían aprender y en el pueblo hacía sus rejas para ventanas y puertas para cocheras, trabajos finos donde poder moldear el hierro a golpe de martillo, adaptarlo a las plantillas mil veces utilizadas y ajustar con lima fina y una gotita de aceite.
Los que tuvimos la suerte de conocerlo, hoy nos sentimos tristes por su pérdida, pero nos consuela la certeza de saber que unas "campanillas" lo han llamado para seguir viviendo juntos una eternidad.

Regreso al contenido